PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS PERSPECTIVAS CLIMÁTICAS

Con el objetivo de contribuir a una mejor interpretación de la información sobre Perspectivas
Climáticas de Mediano Plazo elaboradas por instituciones nacionales e internacionales,
elaboramos el siguiente documento de “Preguntas más frecuentes”.
Generalmente en el texto que presentan las Instituciones que elaboran las Perspectivas
Climáticas de Mediano Plazo se incluyen expresiones tales como:
“Para el siguiente trimestre en Uruguay se estima un 45% de probabilidad de que las
precipitaciones estén en el tercil superior, un 35% de probabilidad de que estén en el tercil
central y un 20% de probabilidad de que estén en el tercil inferior. Esto indica una mayor
probabilidad de que las precipitaciones acumuladas para dicho trimestre sean superiores a lo
normal.”

¿QUÉ ES UN “TERCIL”? ¿QUÉ ES “NORMAL”?
Consideremos por ejemplo los registros de 30 años de lluvias del mes de enero de una estación
meteorológica.
Tomamos dichos 30 valores de registros, los ordenamos de mayor a menor y luego los
dividimos en 3 grupos de 10 valores cada uno. De tal forma quedan:
‐ Un grupo de más abajo conteniendo los 10 valores menores de precipitación, al que se le
llama tercil inferior.
‐ Un grupo de más arriba conteniendo los 10 valores más altos, al que se le llama tercil
superior.
‐ Y un grupo en el centro conteniendo los 10 valores del medio, al que se le llama tercil
central.
Comúnmente al grupo del medio o “tercil central” se le llama “NORMAL” dado que de alguna
manera contiene los valores medios o promedios de todo el grupo de valores de los 30 años.
Consecuentemente, al tercil superior se le refiere como valores “por encima de lo normal” y al
tercil inferior se le refiere como valores “por debajo de lo normal”.
Es así que, generalmente, en la elaboración de las Perspectivas Climáticas de Mediano Plazo,
se estiman las probabilidades del tercil central o “normal”, del tercil inferior o “por debajo de
lo normal” y del tercil superior o “por encima de lo normal”.
En estudios del clima, incluyendo la determinación de estadísticas como los terciles, en
términos generales se trabaja con períodos de 30 años o más.

¿QUÉ SIGNIFICAN LAS “PROBABILIDADES”?
La probabilidad de un suceso es la frecuencia con que ocurre el mismo al reiterarse repetidas
veces. Por ejemplo, si tiramos una moneda al aire varias veces, la probabilidad de que salga
“cara” es 50% y la probabilidad de que salga “número” es 50% (mitad y mitad). La probabilidad
de sacar un 4 al tirar un dado es 1 en 6 (seis números o caras del dado), o sea 1/6 o 16,7%. Esto
sucede si la moneda o el dado son normales. Pero si estuvieran “cargados” o por cualquier
razón, una de las caras fuera distinta a las otras, la probabilidad de ocurrencia de esa cara sería
distinta (mayor o menor) y consecuentemente la de las otras.
Lo mismo pasa con los “terciles” de precipitaciones o temperatura que se expresan en las
perspectivas climáticas, los cuales básicamente tienen la misma probabilidad de ocurrir cada
uno (1/3 o 33%). Pero si hay algún efecto que incide en el clima (o climatología) de una zona o
región, como por ejemplo el evento El Niño – La Niña, la probabilidad de ocurrencia de cada
tercil cambia y puede ser mayor o menor para un determinado tercil y consecuentemente para
los otros.
SIEMPRE las estimaciones de las perspectivas climáticas se elaboran en base a
PROBABILIDADES. JAMÁS se expresa con total CERTEZA de que “va a llover más” o que “va a
llover menos”. Lo que se expresa es que hay mayores, iguales o menores probabilidades de
que llueva más que lo normal, de que llueva menos que lo normal o de que llueva lo normal.
Dado que hablamos de probabilidades y no de certeza, eventualmente puede ocurrir que lo
más probable no suceda y por ejemplo llueva menos de lo normal, aunque las probabilidades
estimadas para este suceso (tercil inferior o precipitaciones por debajo de lo normal) hayan
sido bajas.

¿QUÉ ES LO QUE SE ESTIMA?
Las estimaciones realizadas en las perspectivas climáticas que aquí se presentan son referentes
AL TOTAL DE LAS PRECIPITACIONES O LLUVIAS ACUMULADAS EN TODO EL PERÍODO
CONSIDERADO, comúnmente un TRIMESTRE (tres meses) y a la TEMPERATURA PROMEDIO
DEL AIRE en dicho período. NO para cada mes en particular. O sea que si las perspectivas
indican mayores probabilidades de que las lluvias estén por encima de lo normal, eso no
significa necesariamente que en cada mes llueva más que lo normal. Podría ocurrir por
ejemplo, que en un determinado mes del trimestre considerado llueva muy poco y muy por
debajo de lo normal y en los otros 2 meses llueva mucho, de tal forma que el total acumulado
de los tres meses sea superior a lo normal para dicho trimestre.

¿LLUVIA POR DEBAJO DE LO NORMAL SIGNIFICA SEQUÍA?
Se definen varios tipos de sequías, siendo las más mencionadas la “Meteorológica” (que
generalmente refiere a lluvias por debajo de lo normal durante un período determinado o a
determinado tiempo sin lluvia), la “Hidrológica” (que refiere a la disminución de la
disponibilidad de agua en fuentes superficiales y subterráneas) y la “Agronómica”.
Desde el punto de vista de la producción agropecuaria, la sequía agronómica es la más
relevante. Puede definirse como déficit de humedad en el suelo para satisfacer las necesidades
de crecimiento de una especie vegetal (soja, maíz, alfalfa, manzano, etc.) en cualquiera de sus
fases de crecimiento. Consecuentemente, la sequía agronómica está determinada por varios
factores tales como el tipo de especie vegetal y momento de desarrollo de la misma, el agua
almacenada en el suelo, la temperatura del aire y las lluvias ocurridas, entre otros. Es así que
las precipitaciones no son el único factor a considerar para determinar si hay sequía
agronómica o no.
El hecho de que llueva menos que lo normal no necesariamente significa que haya sequía
agronómica.

¿QUÉ ES “EL NIÑO – LA NIÑA”?
El fenómeno conocido comúnmente como “El Niño” o más técnicamente como “ENOS” (El
Niño Oscilación Sur), refiere a cambios en las corrientes oceánicas en las costas de América y a
la alteración del sistema global océano‐atmósfera que se origina en el Océano Pacífico
Ecuatorial (una franja oceánica cercana al Ecuador). Este fenómeno se presenta generalmente
a intervalos de dos a siete años y se caracteriza porque la superficie del mar y la atmósfera
sobre él presentan una condición anormal. En general la ocurrencia del fenómeno “ENOS” se
diagnostica en base a la temperatura de la superficie de determinada zona del océano Pacífico
Ecuatorial. Cuando en dicha zona la temperatura superficial del océano se encuentra en
determinados valores por encima de los valores normales, se diagnostica “EL NIÑO” y cuando
la temperatura se encuentra en determinados valores por debajo de los valores normales se
diagnostica “LA NIÑA”.
En nuestro país cuando ocurre el fenómeno de “El Niño” hay mayores probabilidades de que
ocurran lluvias por encima de lo normal en primavera y principios del verano (octubre,
noviembre y diciembre). Cuando ocurre el fenómeno de “La Niña”, sucede lo inverso, con
mayores probabilidades de precipitaciones por debajo de lo normal a fines de la primavera e
inicios del verano.
Cabe puntualizar que lo expresado anteriormente es en términos de “probabilidades” y NO
de certeza absoluta. Es así que hay años diagnosticados como “La Niña” o “El Niño” en los
cuales no se registraron condiciones climáticas por debajo o por encima de lo normal
respectivamente.
¿CÓMO SE ELABORAN LAS PERSPECTIVAS CLIMÁTICAS?
La comunidad científica ha avanzado mucho en la capacidad de predecir las temperaturas
superficiales del Pacífico en la región de “El Niño”. Hoy existe una buena capacidad de
pronosticar dicha temperatura del mar con 3 a 6 meses de anticipación. Es así que, dado que
en la actualidad se puede pronosticar bastante bien el fenómeno de “El Niño – La Niña”, y que
el mismo afecta las condiciones climáticas de diferentes regiones del mundo, la comunidad
científica de varios institutos internacionales de estudio del clima ha comenzado elaborar
“perspectivas climáticas”, basados principalmente en dicho fenómeno, estimando
probabilidades de tendencias climáticas y posibles escenarios de lluvias y temperaturas para
los siguientes meses.
¿EXISTEN DISTINTOS TIPOS DE PERSPECTIVAS CLIMÁTICAS?
El Centro Europeo de Pronósticos (ECMWF) publica diversos tipos de perspectivas. Una de las
formas de expresión de las perspectivas climáticas elaboradas por este Centro es por ejemplo
decir que hay un 70‐80% de probabilidades de que el total de lluvia en determinados meses
esté por debajo del valor promedio histórico de la lluvia en esos meses.
Otro centro internacional muy reconocido en esta área es el Instituto Internacional de
Investigación en Clima y Sociedad (IRI). El pronóstico del IRI utiliza otra forma de expresar sus
estimaciones. Define tres clases de años: años en los que llueve aproximadamente lo normal,
años en los que llueve más que lo normal y años en los que llueve menos que lo normal, en los
siguientes meses. Si no se supiera nada acerca de tendencias, las tres clases (o terciles) tienen
la misma probabilidad de ocurrencia (es decir un 33% de probabilidad). Igual que en el caso
anterior el pronóstico climático no especifica en cual o cuales de los tres meses se espera que
existan lluvias anormales y tampoco sugiere la magnitud de las lluvias.
La razón por la que las perspectivas climáticas elaboradas por estos centros de primera línea
internacional no mencionan estas cosas, es porque hoy es científicamente imposible hacerlo.
¿QUIENES ELABORAN LAS PERSPECTIVAS CLIMÁTICAS QUE DIFUNDE EL GRAS?
El GRAS difunde (no elabora) las perspectivas climáticas elaboradas por los siguientes centros
internacionales de estudio del clima reconocidos a nivel mundial y grupos de especialistas
nacionales y regionales reconocidos a nivel regional:
‐ Perspectivas climáticas Nacionales (DNM‐UDELAR), elaboradas por el Grupo de Trabajo en
Tendencias Climáticas integrado por la Universidad de la República y la Dirección Nacional de
Meteorología.
‐ Resultados de los FOROS REGIONALES de perspectivas para el SE de Sudamérica, integrados
por especialistas representantes de los cuatro países del MERCOSUR.
‐ Perspectivas Climáticas trimestrales y del fenómeno ENSO (El Niño‐La Niña), elaboradas por
el Instituto Internacional de Investigación en Clima y Sociedad (IRI) de la Universidad de
Columbia (EEUU).
‐Perspectivas Climáticas trimestrales realizadas por el European Center for Medium‐Range
Weather Forecasts de la Comunidad Europa.