Imagen Cabezal
EL CONVENIO "MESA NACIONAL DE TRIGO"
 
Este convenio se firmó el 4 de mayo de 1998 entre la Asociación de Agricultores (ARU), la Federación Uruguaya de Grupos CREA (FUCREA), la Central Cooperativa de Granos (ahora COPAGRAN), la Comisión Gremial de Molinos, el Centro de Industriales Panaderos (CIPU), el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) y la Universidad de la República (UDELAR). Posteriormente se incorporaron la Cámara Uruguaya de Semillas (CUS), la Cámara Uruguaya de Fabricantes de Pastas (CUFP), la Federación Rural del Uruguay, las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) y la Asociación de Comerciantes de Granos.
 
Constituye un primer intento por mejorar la cooperación vertical, a través del vínculo entre los agentes económicos de la cadena de trigo.

OBJETIVOS

El objetivo general del convenio es "establecer un ámbito de discusión y análisis sobre la competitividad estructural de toda la cadena productiva de trigo y sus productos, con especial énfasis en los aspectos tecnológicos, que hacen a cada una de las etapas y a la cadena en su conjunto".
 
Como objetivos específicos, se establecieron los siguientes:
 
a. Crear una mejor articulación entre los diferentes sectores, para identificar y priorizar las restricciones tecnológicas que afectan la cadena.
b. Elaborar proyectos que permitan solucionar estas restricciones.
c. Atender aspectos comerciales y normativos que afecten la competitividad estructural de la cadena.
d. Promover actividades de relacionamiento con autoridades públicas.

FUNCIONAMIENTO
 
Una Comisión, integrada por un representante de cada una de las instituciones conduce la Mesa de Trigo. Es el máximo órgano con carácter técnico - político.
Una vez identificadas las restricciones o necesidades en la cadena, se definen los lineamientos de trabajo y se forman grupos técnicos que presentan proyectos a diferentes fondos competitivos.
 
  Los grupos son de integración abierta, y han sumado el aporte de otras instituciones como la Facultad de Ingeniería, el Plan Nacional de Silos del MGAP, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), la Asociación Nacional de Productores de Semilla (ANAPROSE), la Gremial de Fideeros y la Facultad de Química. Los resultados del trabajo se difunden anualmente en una jornada de capacitación.
 
INIA aporta la secretaría técnica que facilita la gestión y la coordinación de las actividades. Las demás instituciones realizan un aporte anual en efectivo para el funcionamiento operativo, así como importantes contribuciones de bienes y servicios.

ENVIAR CONSULTA